I am the only mind that exists

(2009)

“my head is my only home unless it rains”
Everything but the girl. 1991


“El otoño es un ponerse y sacarse pulóveres, irse encerrando, alejando.” Julio Cortázar. No se culpe a nadie. Los Relatos, 1956



I.
“Todo comenzó a sus cuarenta y tres años, cuando empezó a faltar a su trabajo como asistente operativo de un banco para quedarse en la casa con la excusa de ordenar el closet de su cuarto…él encontró una forma más simple y efectiva para desaparecer: concentrarse en un gesto inútil y repetirlo hasta ‘convertirse’ en ese gesto.”

“…las cosas funcionan así: me despierto (no tan temprano)y me preparo dos tostadas con mermelada que como generalmente sentado en la cama. Miro las repisas y abro el closet, saco los juguetes primero y los acomodo en el piso, luego las camisas. Lo primero es limpiar el polvo, lo segundo ordenar de alguna forma, por colores, por tamaños, o sin ninguna razón particular, todos estos objetos. En algún punto de esta parte del proceso llega la hora de almorzar, cosa que hago (como el desayuno) sentado en la cama. Finalmente los vuelvo a subir en las repisas. Guardo los trapos, acabo el día y me gusta sentarme en la cama con otro par de tostadas a mirar las repisas...”

II.

Desde hace algún tiempo vengo desarrollando pequeños proyectos en dibujo y pintura relacionados con actividades y escenas muy cotidianas en las que encuentro mecanismos de desaparición e invisibilidad. Rutinas insignificantes donde se esconde la cara, se niega la imagen y se desaparece momentáneamente, momentos de soledad donde un gesto mecánico y de alguna forma tranquilizador se repite (como ordenar el closet según parámetros completamente arbitrarios todos los días) dentro de la más completa normalidad.

El proceso de quitarse un saco sacándolo por la cabeza por ejemplo, visto desde afuera, convierte los hombros, brazos, cuello y cabeza, en una masa deforme y torpe donde la persona desaparece por unos segundos. En imágenes como esta se refleja una especie de ‘espíritu solipsista[4]’, un comportamiento que propone una relación de experiencia personal del mundo y un conocimiento individual y sencillo de la realidad, evadiendo de alguna forma las exigencias políticas (o tal vez revisando esas exigencias y la concepción comúnmente aceptada de lo que es político), que parece imponérsele al arte contemporáneo.

Estos miniproyectos no hablan de verdades tautológicas o impenetrablemente autorreferentes sino que enuncian unas estrategias a las que todo el mundo puede acceder[5]. Dibujarse escondido dentro de un saco en este sentido no es volverse invisible o inaccesible, al tratarse de un acto tan común y cotidiano quedan abiertos caminos  y posibilidades de asociación, para  que quien lo mire pueda sentirse atraído o identificado con la imagen sin dejar de apreciar la momentánea desaparición que ésta propone.

Me interesa entonces con esta propuesta utilizar el espacio de la sala alterna (siendo un lugar de paso que permite cierto detenimiento) para presentar un conjunto más o menos grande de experiencias cotidianas de invisibilidad registradas en dibujos, pinturas y anotaciones (textos recortados, listas), acompañadas de una grabación que se repite y de la minuciosa instalación en el piso del espacio de exposición, de objetos personales (cotidianos y sin valor simbólico aparente) arbitrariamente ordenados.


https://saladeproyectos.uniandes.edu.co/2007/felipe-uribe/




[3] URIBE, Nicolás, fragmento de uno de sus diarios.

[4] Solipsismo es la creencia metafísica de que sólo existe uno mismo, y esa existenciasólo significa ser parte de los estados mentales del propio yo - todos los objetos, personas, etc., que uno experimenta son meramente partes de la propia mente… Asimismo, por solipsismo se entiende la teoría que postula que la realidad externa sólo es comprensible a través del yo, ya que éste es la única realidad tangible, así como la imposibilidad de conocer la realidad objetiva de manera consistente. (tomado de wikipedia.org)